Comidas Festivas Sin Remordimientos

Llego Noviembre y con el, el Día De Acción De Gracias, en el cual un gran numero de familias se reunirán alrededor de una mesa llena de interminables platillos con el fin de expresar gratitud.

Son pocas las personas que decidirán abstenerse de servirse dos veces o de probar de todo incluso cuando ya no pueden comer ni un bocado mas. No critico ni juzgo esta costumbre pues reconozco que alrededor del mundo, la comida es parte esencial de toda celebración y que mejor que de una tan bella y significativa como dar gracias. Incluso, tengo que aceptar que en varias ocasiones yo he sido culpable de comer de mas en este día tan especial.

Es así que mi objetivo en este articulo no es alentarte a que no comas ni disfrutes de los deliciosos platillos que se ofrecerán en la Cena De Acción De Gracias. Lo que yo hoy quiero motivarte a hacer es practicar el comer en conciencia plena, lo que en ingles llaman “mindful eating” y se refiere a el acto de prestar total atención a lo que comes. El objetivo es no solo disfrutar al máximo la comida pero a la vez aprender a reconocer cuando ya estas satisfecho.

Esta practica ayuda a limitar el consumo extra de calorías de manera eficaz y sin sacrificarse de la siguiente manera:

1. Selección de comida y tamaño de las raciones - Al prestar total atención durante la selección de platillos que nos servimos, podremos tomar el tiempo necesario para evaluar cuales en realidad queremos comer y cuanto. Muchas veces nos servimos de un platillo por inercia, costumbre o simplemente por que esta en frente de nosotros y sin embargo a veces ni nos apetece y por lo mismo no nos satisface, lo que termina representando calorías innecesarias. Es conveniente agregar que comiences por servir los vegetales primero ocupando la mitad del plato ya que estos contienen mucha fibra, y te llenan mas con menos calorías. Así solo te quedara un cuarto de espacio para la carne y el otro cuarto para un carbohidrato simple, los cuales engordan mas, como la pasta, arroz, o pan.

2. Masticar mas despacio - Para prestar total atención a lo que comemos es necesario masticar despacio pues esto nos permite apreciar cada aspecto del bocado. El comer mas despacio también nos ayuda a reconocer a tiempo la senal de nuestro cuerpo al cerebro de que ya estamos satisfechos y así evitar comer de mas.

3. Elige tus caprichos - En ciertas celebraciones, si lo que queremos es cuidar nuestro peso, tenemos que elegir, por ejemplo, entre una buena copa de vino, una rebanada de pastel o una porción considerable de pasta. Es decir, una opción de las que acabo de mencionar no provoca tanto dano como todas juntas a la vez. Te darás cuenta ademas que al elegir una podrás saborear mejor su consumo que cuando agobias a tu paladar y sistema digestivo con el exceso de todas juntas pues nadie disfruta del sabor de un alimento o bebida cuando se sienten llenos al máximo.


Espero que estos consejos te ayuden a celebrar la Cena De Acción De Gracias sin remordimientos. Y por cierto, gracias por tomarte el tiempo de leerlos!

0 views