La Figura Después Del Embarazo

Es increíble, pero cada vez son mas las artistas famosas en portadas de revista luciendo un cuerpo de envidia a los pocos meses de dar a luz! Algunas hasta se muestran en bikini con una figura de 10 en tan poco tiempo que cualquiera podría hasta pensar que lo del embarazo fue broma. Antes de que esto suene a critica, quiero felicitar a las mujeres que logran dicha transformación si es que lo hacen de manera saludable, y a las mujeres que no lo logran, que son la mayoría, decirles: No se preocupen, es normal! Lograr que el cuerpo de una mujer regrese a su estado pre embarazo en menos de 1 ano es muy difícil. Esto se debe a todos los cambios hormonales, físicos y de estilo de vida que suceden durante y después del embarazo, los cuales pondrían de cabeza a cualquiera desregulando los patrones normales del organismo.

Compararse con las famosas de revista que aparecen en forma al muy poco tiempo de dar a luz no es realista. Primero que nada, la fotografía es muchas veces solo el producto final de un gran equipo de photoshop, maquillistas e iluminación diseñada para ofrecer un resultado final impecable. Esto sin contar que la mayoría de ellas cuentan con nutriologos, entrenadores personales y niñeras que les permiten poder dedicarse día y noche a recuperar su figura en tiempo record. Lo mas importante para una mujer en esta etapa de su vida es valorar su salud y la de su bebe, pues por lo general se toma alrededor de 6 semanas para que la nueva mama se adapte al cambio.

Tener una meta para perder peso después del embarazo puede ser positivo pero debe hacerse de manera gradual y saludable, especialmente si la persona esta lactando.

Según expertos, una mujer que esta lactando debe ingerir un aproximado de 1,800 a 2,000 calorías al día mínimo. Así que someterse a una dieta rigurosa durante esta etapa no es aconsejable. Lo mejor es que la persona mantenga una dieta equilibrada, generalmente constituyendo alrededor de un 60% en carbohidratos, un 20% en proteína y otro 20% en grasa. Para no complicarse mucho, solamente hay que asegurarse que dichas fuentes de nutrientes sean las menos procesadas que aportan calidad y no calorías vacías. Vegetales y frutas orgánicas, granos integrales, nueces, legumbres y proteínas bajas en grasa animal son grandes opciones.

En cuanto al ejercicio, la mayoría de los especialistas lo recomiendan no solo por sus beneficios físicos sino también emocionales ya que ayuda a incrementar los niveles de energía y aminorar la depresión post parto. Para empezar una rutina de ejercicios después de un parto natural o cesárea el primer paso es que el doctor lo apruebe. Si es así, la nueva mama puede comenzar con actividades tan sencillas como caminar y avanzar a rutinas mas variadas de manera gradual. Los músculos del abdomen deben ejercitarse con mayor atención pues estos pierden su estabilidad después del estiramiento que sufren durante el embarazo.