Levantate Con El Pie Derecho

Updated: Feb 27, 2019

Te ha pasado que tan pronto oyes la alarma del despertador por la mañana, te comienzas a lamentar por los deberes que tienes por cumplir? O al verte en el espejo después de salir de la cama descubres tu frente fruncida y todavía ni comienzas el día? Quizá mientras realizas tus labores cotidianas suenas con estar vacacionando en cualquier otro lugar que no sea en el que estas?

Si eres humano, me imagino que contestaste que si a cualquiera de estas preguntas. Yo puedo confesar que esa ha sido mi situación en algún momento de mi vida. El estrés del día a día puede hacer que nos afecte nuestra manera de vivir sin que nos demos cuenta. Por eso, cuando en una platica casual con mi amiga e instructora de Yoga Sylvia Morales, me contó sus tres hábitos para empezar su día con el pie derecho me quede maravillada.

Los tres consejos de mi amiga Sylvia son tan sencillos y efectivos que no dude en ponerlos a la practica y ahora los comparto con ustedes:

1. Dar gracias. El primer habito de Sylvia al despertar es hacer un recuento mental de todo aquello por lo que estar agradecido. En esta lista pueden estar cosas grandiosas como un carro nuevo y también cosas cotidianas como el contar con agua potable. El punto es que al practicar este habito, tu mente y estado de animo se programan para vivir el día en agradecimiento y una persona agradecida es una persona contenta porque valora todo lo que le rodea.

2. Amate. El segundo habito de mi amiga debo confesar que es el que me resulta mas difícil de los tres pero valdría la pena intentarlo. Ella recomienda que al mirarnos al espejo por primera vez en la mañana nos digamos a nosotros mismos “Te Amo”. Generalmente es mas fácil decir palabras de amor a otras personas que a nosotros mismos. Sin embargo, este habito tiene sentido ya que la regla primordial del amor es que para dar lo mejor tenemos que amarnos a nosotros mismos primero. Una persona llena de amor es una persona llena de felicidad.

3. Valora a los demás. Este ultimo habito es mi favorito, pues a quien no le gusta ser la persona que causa sonrisas a su alrededor. La manera mas fácil de lograrlo, es practicando lo que mi amiga Sylvia hace cada día: elegir tres personas ese día y hacerles un halago. Puede ser tu jefe, un familiar o algún desconocido como el cajero que te atendió en el supermercado. Cuando reconoces el valor en los demás y lo expresas, creas alrededor de ti una energía positiva que te hace sentir bien y te acompaña en toda tu jornada.

Así que ya lo sabes, si quieres comenzar mejor tus días, aquí tienes algunos consejos a tu alcance que solo requieren voluntad y constancia!