Mi Historia De Cancer

Cuando recibi mi diagnostico de cancer a los 24 anos sin contar con historial familiar, decir que me causo sorpresa esta de mas. 

Todo comenzo a finales del ano 2004 cuando note una pequena protuberancia arriba de mi clavicula derecha, junto con otros sintomas que no me explicaba: falta de apetito, cansancio, sudoracion por las noches y perdida de peso. La posibilidad de tener cancer jamas cruzo por mi mente y asumi que los sintomas eran probablemente causados por estress. Pero en tan solo dias, aquella bolita con tamano de chicharo crecio rapidamente al tamano de una lima. El medico recomendo una biopsia y los resultados indicaron que el tumor era benigno. Sin embargo, en cuestion de semanas, el tumor volvio a aparecer en su mayor tamano. El medico dedujo que la hinchazon se debia a retencion de liquido causado por la cirugia y me recomendo inflamatorios. Pude haberme conformado con ese consejo pero mi intuicion me decia que algo estaba mal y busque una segunda opinion. Me hicieron otra biopsia, y para entonces el tumor ya se habia esparcido hacia el hombro y parte de la axila. Esta vez, para estar seguros, la patologia se realizo en tres diferentes laboratorios y todos dieron resultado positivo de cancer. 

El tipo de cancer con el que fui diagnosticada es Hodgkins Lymphoma, etapa 2 y se origina en la sangre. Es uno de los canceres mas faciles de tratar pero tambien uno de los que mas rapidamente se expanden si no se detectan a tiempo. Mi tratamiento consistio en seis meses de quimioterapia y los sintomas tomaron efecto rapidamente: fatiga, defensas bajas, nauseas, cambios en el metabolismo, manchas en la piel, y caida de pelo. Este ultimo sintoma fue dificil de afrontar ya que en ese tiempo trabajaba al aire en una estacion local de television. Me preocupaba como iba esconder mi enfermedad del publico ante los evidentes cambios fisicos. Entonces quien en ese tiempo era un amigo y ahora es mi esposo tuvo una gran idea: admitir en camara que tenia cancer, asi no tendria que esconder mi caida de pelo y podria ayudar a promover la concientizacion sobre la enfermedad. Seguir su consejo fue lo mejor que pude haber hecho. 

El admitir la enfermedad en publico no solo me permitio seguir trabajando en television sin tener que ocultar mi falta de pelo, tambien me hizo sentirme mas fuerte, me permitio ser portavoz del cancer, me incito a crear fondos a beneficio de pacientes en la localidad y me dio la oportunidad de trabajar como orientadora para los pacientes de un centro de cancer en la comunidad. El cancer me enseno a valorar mi comunidad, la lucha por la causa, mi familia, amigos y por supuesto mi salud. 

Fue asi que desde que mi tratamiento de cancer termino, crecio mi interes por llevar una vida mas sana, ya que estudios medicos comprueban que la actividad fisica y la alimentacion saludable ayudan a prevenir efermedades como el cancer. 

Para mi, el ejercicio junto con una alimentacion balanceada es la manera mas facil y efectiva de llevar una mejor calidad de vida. Mi profesion actual como entrenadora fisica y consejera nutricional me da la grandiosa oportunidad de propagar este mensaje para que todos juntos aprendamos a vivir mas sanos, fuertes y llenos de vitalidad.

Gaby Gutierrez

Entrenadora física, AFAA 

Consejera nutricional, WEFNA